“Es muy duro oír a tus familiares a escondidas llorar, saber que ninguna de tus metas las podrás alcanzar…

Si sabes cuando mueres, ya no vives, solo esperas.

Me cuesta hablar,me cuesta respirar, mi futuro esta sentenciado ya, quedan poco minutos para que empiece el juicio final, veo como mi alma echa a volar.

Gracias por todos lo momentos tan felices que me habeis dado, porque a mi lado mucho tiempo habéis pasado, porque no te separabas de mi cuando estaba enfermo, por eso dejo esto escrito en mi cuaderno.

Amigo mió, guardián de todos mis secretos, cuando escuches esto estaré en el mundo de los muertos. Me diste ganas de vivir cuando no quedaba fuerzas.”